top of page
  • Attico

Mon Crayón


César Brañas apuntó que desde la adolescencia había sido un apasionado de la caricatura “en la cual veía una suerte de maldad benigna”. El mismo escritor subrayó que José Cayetano Morales fue “caustico” y el “más puntiagudo lápiz” que ha producido Guatemala.


Fue Mon Crayón “un hallazgo feliz de la prensa… antes de él en los periódicos y las revistas de Guatemala son incidentales las caricaturas, a dilatados intervalos”.


Grajeda Mena indicó que “en los albores del siglo XX surgió el más fuerte y apreciado de los caricaturistas guatemaltecos”. De este modo lo estableció como el primogénito de los caricaturistas nacionales. Hay un catálogo publicado por Casa Santo Domingo que contiene piezas que la entidad exhibió en su honor.


Buscando más información me topé con un archivo y con él, la opinión de diferentes profesionales exaltando la figura y obra del pionero de la caricatura contemporánea. Entre el material hallé un ocurrente artículo escrito, en 1979, por María Eugenia Gordillo (nieta del desaparecido artista).

Decano de la caricatura del siglo XX.

El expediente, que perteneció a Guillermo Grajeda Mena, me sorprendió por el abultado número de poesías escritas por el aludido.


Morales nació en la ciudad de Guatemala el 7 de agosto de 1874, fecha que lo vincula generacionalmente a personalidades como Agustín Iriarte; Miguel Ángel y José Gregorio Chávez; Domingo, Luis e Ismael Penedo; Enrique Acuña, Emilio Valenti y Julio Dubois, solo para mencionar a otros artistas visuales parcialmente olvidados en el presente.


Lapso, este, en el que estos y otros autores se formaron con maestros locales y extranjeros activos en Guatemala como Justo de Gandarias, Francisco Durini, Antonio Doninelli, Andrés Galeotti y el escultor, pintor y caricaturista Tomás Mur.


Se asume que bajo su tutela se formaron los primeros ilustradores del lapso. De hecho, Mur fue expulsado de Guatemala, en 1901, por unas parodias gráficas que tomó a mal Manuel Estrada Cabrera.


A pesar de la censura, las ocurrencias de Mon Crayón fueron publicadas en diferentes medios como la revista Electra (abril de 1908) bajo la dirección de Gandarias. En esta, de la cual fue uno de sus ilustradores, se abordaron temas relacionados con el arte, ciencias y literatura.


Entre lo localizado se sabe que colaboró, ya como pintor, director o escritor, en diferentes tipos de rotativos y revistas: La campaña, Stegomya, Tapas y tapones, Pst-pst, Lucas Gómez, La República, El Nacional; La Opinión y el Diario de Centro América.


También fue músico y, según las crónicas, tenía acceso libre al piano del Teatro Colón. Su presencia se hizo asidua en las tertulias que se llevaron a cabo en sus salones interiores. De allí que no sean extrañas las caricaturas que retratan a la farándula, artes escénicas, sibaritas, divas y personajes de la época.


Lamentablemente el tiempo pasa y se han perdido en la memoria muchos de los protagonistas que corresponden a las caricaturas.


Por: Guillermo Monsanto

50 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page